Un cálido intercambio

Lidia Lázaro, Profesora del Departamento de Idiomas

Esperábamos la vuelta de vacaciones de Navidad con ilusión, pues estaba previsto nuestro viaje a Rodez para el mes de enero, pero debido al frío, a la nieve y al mal estado de las carreteras tuvimos que aplazarlo  hasta el mes de marzo.

Por su parte, el grupo francés se desplazó a Zaragoza, según lo programado, a principios de febrero.

Como ya es habitual recibimos a los franceses del “Lycée Foch” de Rodez con el entusiasmo que nos caracteriza: las familias, los profesores, los alumnos y todos los que colaboramos en el intercambio pusimos nuestro granito de arena para que se encontraran a gusto entre nosotros; y así fue, disfrutaron de las diferentes actividades preparadas para ellos, de nuestra comida y de nuestra ciudad.

Sólo hubo un inconveniente: la temperatura. Hizo frío, viento, lluvia y nieve. En San Juan de la Peña se quedaron físicamente helados. Afortunadamente  el grupo humano que formamos la familia “Montessori” les compensó con su cariño y excelente trato.

Al final, como suele ocurrir, los alumnos franceses no querían marcharse, los españoles querían irse: abrazos, canciones, fotos… una despedida prolongada, el comienzo  de una amistad que continuará en Rodez y que esperamos perdure en el tiempo.