Árboles en murales, collares de papel, cadenas de favores, vacuna del buen trato y presentaciones en la conmemoración del Día de la Paz y la No Violencia en el Colegio Montessori

A lo largo de una semana, y con motivo del #DíadelaPazylaNoViolencia conmemorado el 30 de enero de 2021, en el Colegio Montessori, invitamos al alumnado a la reflexión, a través de actividades variadas pero con un objetivo común:  Transmitir y enseñar los valores de tolerancia, solidaridad, respeto a los Derechos Humanos y defensa de La Paz y la No Violencia.

Las actividades realizadas han sido variadas. En Infantil, realizaron collares tras dibujar, colorear y cortar sus diseños sobre papel y además realizaron una manualidad colectiva para entre todos dar forma a un árbol de la paz que quedó plasmado en un mural.

En primaria, realizaron una cadena de favores y un árbol de la paz. Para la cadena de favores, con papel realizaron los eslabones, los recortaron y unieron para formar la cadena y en cada eslabón cada alumno/a escribió su buena acción. Tanto la cadena de favores como el árbol de la paz lucen en las paredes de los pasillos del colegio.

En 1º y 2º ESO todo estuvo unido a la vacuna del buen trato, de acuerdo a la actividad sugerida en la página de Unicef España. Inicialmente, el alumnado dibujó  en escala proporcional  a la pizarra, una jeringuilla en papel, y la colocaron en dicha pizarra. Posteriormente, se repartieron post-it de colores y de diferentes formas, para que escribieran en clase, diversas palabras o frases para hacer frente a la violencia y también para dar ánimo en estos tiempos del Coronavirus. Después, por clases, y de forma ordenada, fueron colocando esos post-it alrededor de esa jeringuilla, ornamentando toda la pizarra. Finalmente, se hizo entre todos los alumnos de cada curso, un pequeño manifiesto, recogiendo todo lo que se había realizado en ese día, y expresando deseos de ánimo y esperanza para que la situación mejore.

En 3º y 4º de la ESO, se comenzó leyendo manifiestos por la paz, con música de fondo.  A continuación, cada alumno, que previamente había memorizado una frase acerca de la paz atribuida a un personaje de relevancia, la compartió con el grupo y mostró su sintonía con la paz, presentando también un compromiso personal que intentará llevar a cabo a lo largo del resto del curso, para aportar su granito de arena e intentar conseguir un colegio en el que entre todos intentemos crear una atmósfera más amable, un espacio más “en paz”. Además, el alumnado pegó y colocó sus frases y compromisos sobre una cartulina que permanecerán en el aula.