Con motivo del 20 de noviembre, Día Mundial de la Infancia, los estudiantes de la ESO salen a las calles a reivindicar los derechos de los menores con pancartas y altavoces

Naciones Unidas celebra el Día Mundial de la Infancia el 20 de noviembre, fecha en la que la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 . Esta declaración, que no tenía legalmente carácter vinculante, no era suficiente para proteger los derechos de la infancia. Tras diez años de negociaciones con gobiernos de todo el mundo, líderes religiosos, ONG, y otras instituciones, se logró acordar el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado.

El objetivo del Día del Niño es recordar a la ciudadanía que los niños y niñas son el colectivo más vulnerable y, por tanto, el que más sufre las crisis y los problemas del mundo.

Por ello, El Colegio Montessori reconocido cómo Centro Referente en Derechos de Infancia por UNICEF, ha querido celebrarlo con los estudiantes de la ESO, quienes han salido a la calle con pancartas y altavoces para mostrar su apoyo a todos esos niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

Ha sido una actividad a lo largo del día, donde todas las clases de Secundaria han leído los derechos del menor, han interactuado con la gente de a pie y han repartiendo octavillas informativas enumerando cada uno de dichos derechos. Lo que se busca es destinar un día a fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo, y promover su bienestar con este tipo de actividades sociales.

Aquí un reel resumen donde se plasma mejor en qué consistió.